x

¡Para Año Cero vivir con Dios, es vivir de fiesta!

TMPlay
176 Videos
70 visitas
70 visitas

Se trató siempre de una banda de amigos. De esos amigos que, en realidad, se hacen llamar hermanos. Sin embargo, sea cual fuera el nombre y el proyecto, la esencia era la que era y nunca cambió. “Año cero”, es una gran familia. Ahora bien, si nos basamos en el origen real del nombre, podemos …

Se trató siempre de una banda de amigos. De esos amigos que, en realidad, se hacen llamar hermanos. Sin embargo, sea cual fuera el nombre y el proyecto, la esencia era la que era y nunca cambió. “Año cero”, es una gran familia.

Ahora bien, si nos basamos en el origen real del nombre, podemos decir que luego de varias discusiones llegaron al correcto. “Año Cero” es ese punto de partida que Dios marca en la vida de cada persona. Y paralelamente, era el año dos mil y habían decidido terminar un proyecto para comenzar otro “de cero”. Todo tenía sentido.

La música como conector

No siempre la misión de una banda es hacer música, por el hecho de hacer música. Y tampoco es, en este caso, hacerla sólo para aquellos que sean cristianos.

Por el contrario, lo que busca Año Cero es compartir la palabra de Dios por medio de un mensaje que cambie vidas. Y no sólo la de los cristianos.

Por sorpresa, nos confiesan que su enfoque no son precisamente los fieles. Sino que buscan llamar la atención de aquellos que no lo son.”Los vamos a buscar. Tocamos en las iglesias, pero también en bares”, dice Sebastián Olguín.

Presente y futuro de Año Cero

No querían más nombres cortos para los discos. Eso era lo único que tenían claro. Sin embargo no sabían como se llamaría este nuevo trabajo.

Luego de deliberar y reirse de algunas ideas, el Turco Olguín tuvo la respuesta. Le pondrían el nombre de uno de los temas que pertenecen al álbum: “Fiesta en mi cabeza”.

Nada expresaba mejor esa sensación de plenitud que los invade desde un primer momento.”Cuando entendés lo que es vivir con Dios, todo se transforma en una fiesta”, afirman.

Llenos de felicidad y devoción, permitiéndose reinventarse, declaran un nuevo “volver a empezar”. Año Cero se encuentra transitando sus “de nuevo  primeros pasos”. Y “Fiesta en mi cabeza”, es el principio de un nuevo resurgir .

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba